YouTube
Facebook

Qué ejercicios son cardiovasculares


El ejercicio cardiovascular puede aportar diversos beneficios al cuerpo humano de diferentes maneras. Desde un mantenimiento del peso corporal, eliminando la grasa extra acumulada, hasta disminuir los niveles de estrés y aumentar la vitalidad y energía de la persona, previniendo enfermedades.

Es importante antes de comenzar a realizar ejerciciosconsultar a un especialista, pues éste podrá orientarle sobre cuáles son los ejercicios cardiovasculares mejores para su estado de salud, en caso de que usted padezca alguna enfermedad como diabetes, problemas óseos, musculares, enfermedad arterial e incluso sobrepeso.

Muchas veces escuchamos hablar de los ejercicios aeróbicos y creemos que estos son los que se realizan para adelgazar y mantener una figura esbelta. Sí, este también es su objetivo. Pero lo importante es saber que los ejercicios aeróbicos no son más que ejercicios cardiovasculares, que ayudan a fortalecer sus músculos con el fin de otorgar a su cuerpo una mejor calidad de vida.

Los ejercicios aeróbicos fortalecen principalmente los músculos de mayor tamaño de nuestro organismo y pueden realizarse por período de tiempo extensos. Entre los ejercicios más conocidos se encuentran las caminatas, el ciclismo, la natación y correr.

Según el Instituto del Corazón de Texas, el mejor ejercicio cardiovascular es aquel que aumenta el ritmo cardíaco hasta un nivel en el que la persona pueda hablar sin que le falte el oxígeno, pero que a la vez sude y elimine las toxinas.

Qué debo tener en cuenta al realizar ejercicios

La frecuencia de los ejercicios aeróbicos también se debe tener en cuenta, para no agotar los músculos. Recordemos que todo en exceso es malo. Lo recomendado es realizar ejercicios tres veces por semana durante unos 45 minutos aproximadamente.

Usted deberá crearse un plan de ejercicios, que incluya al iniciarlos cada día un tiempo de 7 minutos aproximadamente de precalentamiento. Este momento se basará principalmente en ejercicios suaves y lentos, que comiencen a calentar sus músculos y a elevar su frecuencia cardíaca. Unos excelentes ejercicios para esta etapa inicial es caminar, saltar y trotar en el lugar.

Posteriormente puede realizar 2 tandas de ejercicios, cada una de 10 minutos aproximadamente, donde usted podrá escoger entre correr, nadar, realizar una caminata o hacer gimnasia aeróbica.

La caminata: puede realizarla en contacto con el medio ambiente o en un salón amplio y ventilado. Aumentando un poco el ritmo normal suyo.

Correr: busque un lugar amplio y trote a su paso, sin agotarse, dejando que su cuerpo se sienta cómodo con cada movimiento que realice.

Antes de finalizar realice durante un período de 10 minutos ejercicios de enfriamiento, para reducir su presión cardíaca. Puede realizar los mismos ejercicios que utilizó en el precalentamiento pero con menor intensidad, o sea, más despacio.

Un consejo muy importante es mantenerse siempre bien hidratado cuando realice ejercicios cardiovasculares, para evitar la deshidratación por la pérdida abundante de agua. Si siente algún síntoma de mareo, falta de aire o dolor, interrumpa de inmediato el ejercicios aeróbico y consulte a un especialista. Es siempre mejor ser prudente y no llevar a nuestro organismo hasta extremos de esfuerzo físico, que luego en vez de aportar beneficios puede ser contraproducente.

Una vez que ya conoce cuáles son los ejercicios cardiovasculares que usted puede realizar, sólo queda emprender la acción. Planifique sus horarios de ejercicios, sea constante y en poco tiempo verá grandes resultados.




Deja una respuesta