» » ¿Ejercicios cardiovasculares o aeróbicos?

¿Ejercicios cardiovasculares o aeróbicos?

Por: Romeo Fecha: marzo 31, 2014 Categoría: Ejercicios Cardiovasculares Comentarios: 0

consejos para correrPuede ser una de las preguntas más frecuentes no solo para los que no practican ejercicios físicos, sino incluso para aquellos que ya se entrenan. Vamos a resolver en este artículo la pregunta que lo titula, y también recomendar algunos ejemplos de ejercicios de este tipo.

Los ejercicios aeróbicos son ejercicios cardiovasculares y viceversa, por tanto ya no hay confusiones. Es necesario decir que muchas veces se identifican como lo mismo ambos conceptos, algo que también puede ser aceptado. Las diferencias principales pudieran estar, lo que pasa es que dentro de los ejercicios cardiovasculares se clasifican un grupo amplio cada uno con su nombre, uno de los ejemplos son los aeróbicos.

Son cardiovasculares, aunque yo les llamaría cardiorrespiratorios, porque involucra casi totalmente a ambos sistemas al cardiovascular (corazón, arterias, venas, vasos sanguíneos, sistema circulatorio en general), y el pulmonar (pulmones, bronquios y alveolos). Ambos participan de forma muy activa durante el ejercicio donde la demanda de oxígeno aumenta exponencialmente a nivel celular, y debe ser transportado por el bombeo del corazón y el sistema circulatorio a cada rincón del cuerpo, así como los nutrientes que aportan energía para el funcionamiento de los músculos y las articulaciones.

Los ejercicios aeróbicos se describen como todos aquellos donde hay participación del oxígeno, por eso es aerobio (que quiere decir aire), pero además y muy importante, es que estimulan, activan todos los procesos cardiovasculares y respiratorios, en un lapso de tiempo que sea capaz de estimular todo el organismo y producir los beneficios que de estos se esperan.

En este proceso descrito de forma muy resumida en los párrafos anteriores, es que se producen los beneficios de la práctica, como son: pérdida de peso, disminución de la hipertensión arterial, disminución de los triglicéridos y del LDL o colesterol malo en sangre, de la glucemia, de la ansiedad, mejora de los síntomas de la depresión, aumenta considerablemente la calidad del sueño.

Comentar con Facebook

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)